viernes, 18 de agosto de 2017

Atentados en Barcelona y Cambrils



Esta locura es un sin parar. Que fácil es matar.

No sé que hay dentro de la cabeza de estos asesinos, que salen de su país buscando un futuro mejor y aparentemente se integran en los países que los acogen. Da igual que sea aquí en España, que en París, Niza, Estocolmo, Berlín o Londres, por no hablar de los que diariamente ocurren en Oriente Medio o en otras partes del mundo. Se envalentonan atacando a sus semejantes indefensos, sin plantearse si puede haber entre ellos algún amigo, familiares o correligionarios.

Sin defender sus acciones viles y cobardes, creo que la causa es el producto del resentimiento y de la envidia, y muy probablemente de la marginación que estos personajes encuentran en su entorno. De ahí a la radicalización, del modelo que sea, hay muy poco. Da igual que su vileza se ampare bajo el manto integrista religioso o político, como el de estos descerebrados o el del neonazi de que mató hace pocos días a una mujer en Estados Unidos, por no hablar de los del tiro fácil, masacrando a los alumnos de una escuela o a los transeúntes de una calle. El analfabetismo y la pobreza hacen el resto.

No estaría de más, que todos los gobiernos del mundo miraran algo más por los desheredados, y en especial los que explotan las riquezas de los países pobres, pues está claro que esta nueva modalidad de protesta se afianzará cada vez más. Las egoístas acciones del pasado y del presente son la justificación y el caldo de cultivo de estos asesinos. Al fin y al cabo ante su desesperación, la justificación es que nada tienen que perder. Aparentemente, pues también tienen familia y amigos, cuya gran mayoría no entienden ni aprueban sus desmanes.

Ante el miedo y el terror, unidad. Y solidaridad y cariño hacia las víctimas y sus familiares.


Y por favor no mezclemos estas viles acciones con el odio y el racismo.

Exposición de Mínimo Tamaño Grande en San Lorenzo de El Escorial, Madrid

Un año más, el grupo de escultores MÍNIMO TAMAÑO GRANDE expone en el patio de la Casa de Cultura del Exmo. Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial y en sus aledaños. La exposición colectiva, de la que podéis ver algunas fotos, se inauguró el pasado 15 de julio y durará hasta el próximo día 24 de agosto.








                                                              Antonio Valle Martín
                                                                     "Monolito"
                                                        Madera y neumático triturado
                                                                   140x40x40 cms

lunes, 19 de junio de 2017

Exposición de esculturas en el Palacio del Infante D. Luís de Borbón

Desde el 4 de julio próximo y hasta el día 30 del mismo mes, Antonio Valle Martín expone en el Palacio del Infante D. Luís de Borbón, conocido también como Palacio de la Mosquera, situado en la localidad de Arenas de San Pedro (Ávila).

La colección, titulada "Fantasías vinculadas" y realizada en hierro, está vinculada, como el título de la exposición indica, a la escultura "El Bosque Cósmico", situada a 12 kms de Arenas de San Pedro, en el Mirador del Chorro, término municipal de Santa Cruz del Valle, también de Ávila, frente al Puerto de El Pico.

"El Bosque Cósmico", conjunto escultórico de siete piezas de 12 metros de largo y siete de alto, inaugurado en 1991, y que representa a modo de árboles diferentes tipologías de animales como el toro, seres humanos como la mujer, hombre y niño, o elementos naturales como el sol, la luna y el viento; conecta y vincula a su vez a través de un recorrido físico que une ambas poblaciones, la relación entre la propia naturaleza dirigida y humanizada por el arboreto de especies autóctonas creado para tal fin, que rodea a este conjunto escultórico con formas simplificadas y verticales que recuerdan al citado arboreto -un poco abandonado por desgracia, como ocurre con el mantenimiento de la propia escultura-, y la vida y los elementos cotidianos que rodean al género humano, representados en la exposición "Fantasías vinculadas", cuya parte de estas esculturas proceden también de la década de los 90. 

Se pretende así invitar al espectador a que realice este recorrido, conociendo paralelamente uno de los parajes más interesantes de la Sierra de Gredos.