domingo, 29 de mayo de 2011

Quince de Mayo

"Palestina", de Antonio Valle

Es curiosos observar hasta cuando y cuanto es capaz el ser humano de aguantar todo tipo de calamidades. El 15 M es un síntoma de que se está llegando al límite de ese aguante. Es pronto para predecir hasta dónde y de qué modo se llegará a conseguir que las clases políticas y económicas (banca y especuladores) principalmente, se hagan partícipes de un mensaje -pues a ellos va dirigido este movimiento de protesta- que está buscando una respuesta que sólo pueden dar ellos. Aquí no hay que hablar, en términos políticos, ni de derechas ni de izquierdas, sino de solidaridad, respeto y justicia hacia el género humano. Cualquier método de presión o de explotación injusta, repetida insaciablemente a lo largo de la vida de la humanidad, con sus múltiples variantes ignominiosas, no debería tener cabida en nuestro querido pero tan maltratado planeta Tierra. El tiempo nos dará la respuesta a esta situación.

Escultura y joyería de Antonio Valle Martin