lunes, 19 de junio de 2017

Exposición de esculturas en el Palacio del Infante D. Luís de Borbón

Desde el 4 de julio próximo y hasta el día 30 del mismo mes, Antonio Valle Martín expone en el Palacio del Infante D. Luís de Borbón, conocido también como Palacio de la Mosquera, situado en la localidad de Arenas de San Pedro (Ávila).

La colección, titulada "Fantasías vinculadas" y realizada en hierro, está vinculada, como el título de la exposición indica, a la escultura "El Bosque Cósmico", situada a 12 kms de Arenas de San Pedro, en el Mirador del Chorro, término municipal de Santa Cruz del Valle, también de Ávila, frente al Puerto de El Pico.

"El Bosque Cósmico", conjunto escultórico de siete piezas de 12 metros de largo y siete de alto, inaugurado en 1991, y que representa a modo de árboles diferentes tipologías de animales como el toro, seres humanos como la mujer, hombre y niño, o elementos naturales como el sol, la luna y el viento; conecta y vincula a su vez a través de un recorrido físico que une ambas poblaciones, la relación entre la propia naturaleza dirigida y humanizada por el arboreto de especies autóctonas creado para tal fin, que rodea a este conjunto escultórico con formas simplificadas y verticales que recuerdan al citado arboreto -un poco abandonado por desgracia, como ocurre con el mantenimiento de la propia escultura-, y la vida y los elementos cotidianos que rodean al género humano, representados en la exposición "Fantasías vinculadas", cuya parte de estas esculturas proceden también de la década de los 90. 

Se pretende así invitar al espectador a que realice este recorrido, conociendo paralelamente uno de los parajes más interesantes de la Sierra de Gredos.







viernes, 15 de julio de 2016

Exposición colectiva de Mínimo Tamaño Grande, en la Casa de la Cultura de El Escorial (Madrid)

No se me quita de la cabeza tantos niños muertos junto con sus padres en Niza, que habían ido a ver los fuegos artificiales en la playa, con motivo de la fiesta nacional del 14 de julio. No es el mejor momento para colgar esta noticia, pues es irrelevante a los efectos, pero si os pasáis por El Escorial, id a la Casa de la Cultura, frente al Monasterio; os encontraréis con una exposición de pequeñas esculturas del grupo Mínimo Tamaño Grande, al que pertenezco, para que vuestra mente desconecte de tragedias tan tristes como la de ayer. Está hasta el 24 de julio próximo.
El Arte, aunque mucha gente no lo comparta o lo comprenda, es un medio para educar y educarnos, para transmitir nuestros sentimientos y sensaciones. Es también un escape, una vía para hacernos más humanos y más libres.




 
Tablero de ajedrez. Madera pintada. 19x12x20 cms.
  Satélite. Hierro pintado. 23x24x30 cms.


Terrible atentado en Niza

Hacía tiempo que no utilizaba mi página web par comentar o informar sobre mis exposiciones, pues desde hace año y medio aproximadamente, tras un accidente que tuve que casi me cuesta la existencia, me ha hecho funcionar a ralentí, hasta comenzar dentro de poco a intentar ser medianamente como era antes.

Pero casos como el de ayer, me ha revuelto las entrañas, y es tan grande el grado de indignación, que he de utilizar cualquier espacio, aunque sea este, para denunciar estos actos deleznables que no tienen razón ni fundamento. Da igual que se utilicen armas de fuego o camiones, el caso es matar a inocentes, del credo, ideología o nivel social que sea, eso da igual.

El fatídico atentado en Niza, del que hasta el momento hay cerca de un centenar de víctimas y decenas y decenas de heridos, con multitud de pequeñitas vidas -que no han tenido el derecho a crecer- sesgadas sin fundamento por la sinrazón de un descerebrado que, al igual que otros de sus parecidos congéneres -donde está claro que son personas carentes de muchas cualidades humanas, que no aman realmente a su Dios como dicen, pues Él no aprueba estas atrocidades, y que lo único que aflora en ellos es su instinto asesino- no permiten que otros sean o intenten ser más felices y dichosos que ellos, aunque en realidad la gran mayoría sean como ellos, sobrevivan con precarios trabajos o engrosen las listas del paro y malvivan de la escasa caridad del estado y de la de sus familias, pero con la gran diferencia que no son matarifes.

Vivimos por desgracia en una sociedad en la que hay muchísimas desigualdades sociales y este tipo de actos en parte son producto de ellas. Eso no quiere decir que sean actos en absoluto justificables como derivación directa de esas desigualdades, pues la pobreza, el hambre, el miedo, las injusticias, han sido y son por desgracia carta de identidad del ser humano desde tiempos ancestrales.
Hasta incluso esto que ha ocurrido es peor en países de donde proceden estos asesinos -aunque es mucho más difícil de digerir lo que hacen los que han nacido en nuestra propia Europa y que mascan un caldo de cultivo de odio y de injustificación que acaba en el terror-, pues sus dirigentes procuran que la brecha social sea más profunda que en los países desarrollados, para encubrir sus dictaduras y sus ansias de poder a costa de los débiles.

Quiero aclarar, y procuro evitar centrarme en el mundo musulman, que estos asesinos proceden de cualquier lugar y de cualquier religión y que, como en todas ellas, hay millones de seres humanos que profesan esas mismas religiones y que son gentes honestas, humildes, pacíficas y respetuosas con los demás.

Las malas espinas demuestran que con tan solo una de ellas, pueden activar su veneno hasta tal punto que el daño puede ser infinito, como ocurre con este tipo de atentados, que parece ser están de moda por lo novedoso en nuestro primer mundo, pues no estamos acostumbrados. Pero hemos de recordar que como dije antes, esto ha ocurrido siempre y sigue ocurriendo en muchos otros lugares del planeta, en sus múltiples variedades -como el caso de la gran tragedia de los refugiados sirios, afganos, libios, centroafricanos, asiáticos, etc. donde también mueren ahogados o hambrientos, o víctimas de las mafias. Pero todo esto nos pilla lejano y este tipo de actos solo nos preocupan cuando directamente nos afecta.

Solo decir una cosa más; cualquier injusticia utilizada como justificación para cualquier acto de barbarie ha de ser perseguida hasta erradicarla, no exclusivamente por la misma vía del terror, sino a través de la ayuda, colaboración, cooperación y respeto hacia esas sociedades más vulnerables, intentando dignificar sus vidas, su educación, su cultura, para que todas esas desigualdades que sufren, como antes dije, nunca sirva más como excusa.



Mis condolencias más profundas hacia el los familiares de las víctimas de este indignante atentado, y de todos los que en nuestro querido mundo se producen cada día.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Esculturas de Antonio Valle en el Torreón de los Guzmanes (Ávila)

Exposición de esculturas de Antonio Valle Martín en el Torreón de los Guzmanes (Ávila)

Casi al mismo tiempo que la exposición inaugurada el pasado día 5 de diciembre en Cebreros (Ávila), con 16 esculturas realizadas en piedra volcánica, Antonio Valle expone nuevamente en el Torreón de los Guzmanes, imponente edificio amurallado de principios del siglo XVI, sede actual de la Excma. Diputación de Ávila, esta vez en la sala de exposiciones ubicada en las antiguas caballerizas, bajo el espléndido claustro gótico donde está instalada a su vez "Vetona", el Centro de Interpretación de la cultura Vettona.

La nueva exposición consta de una treintena de esculturas realizadas en hierro entre los años 1990 y 2000, la mayor parte de ellas pintadas en diversos colores; siendo a destacar la maqueta de la escultura de gran tamaño (12 x 6,80 x 3 metros)ubicada en el mirador de "El Chorro", en el término municipal de Santa Cruz del Valle, típica población abulense de la Sierra de Gredos, realizada en 1991.

La exposición, titulada "Escenas Cotidianas", está promovida por el Área de Cultura, Juventud y Deporte de la Excma. Diputación Provincial de Ávila, se inaugurará el próximo martes, día 16 de diciembre, y estará abierta  hasta el día 16 de enero de 2015, coincidiendo con las alegres fiestas navideñas de esta majestuosa y monumental ciudad de Ávila, en el horario siguiente:

Martes a sábado:
Mañanas: de 11,00h. a 14,00h;  Tardes: de 17,00h. a 20,00h.
Domingos y festivos: de 11,00h. a 14,00h., excepto los días de Navidad y de Año Nuevo.

El citado Torreón, edificio de obligada visita para los amantes del arte y de la historia debido a sus características, fue mandado construir por el linaje de los Mújica. Destaca la torre cuadrangular renacentista que, ejecutada en sillería y mampostería, remata en merlones trebolados y matacanes, con atalayas voladas con aspilleras en las esquinas, denotando su carácter defensivo.

El patio central porticado es de doble galería, con columnas toscanas dóricas y arcos apainelados, abajo, y adintelada, arriba. Decoran el conjunto florones y blasones nobiliarios.

Declarado Monumento Nacional en 1983, actualmente es sede de la Diputación Provincial de Ávila. En las antiguas caballerizas se ha instalado "vetona", el Centro de Interpretación de la cultura vettona.

                 

                 



                               

































martes, 9 de diciembre de 2014

Esculturas de Antonio Valle en el Aula de Cultura del Ayuntamiento de Cebreros (Ávila)

Esculturas de Antonio Valle en Cebreros (Ávila)

El escultor Antonio Valle Martín expone en otra de las hermosas poblaciones abulenses de alta raigambre y solera históricas . Esta vez, en el Aula de Cultura del Ayuntamiento de Cebreros (Ávila), lugar de nacimiento del expresidente Adolfo Suárez, uno de los personajes más importantes de la Transición española y de la historia contemporánea de nuestro país.

La exposición, patrocinada por la Excma. Diputación de Ávila, que comienza el día 5 de diciembre, estará abierta, hasta dar la bienvenida al nuevo año 2015, durante los fines de semana del citado mes: viernes de 20 a 22 horas y sábados, domingos y festivos de 12.30 a 14 horas y de 20 a 22 horas, salvo el día de Navidad que permanecerá cerrada.

Esta exposición cierra el recorrido que allá por mayo de 2014 este artista ha realizado de modo itinerante, cual arriero trashumante siguiendo la senda de la historia, cuyo comienzo fue en Las Navas  del Marqués, terminando en esta hermosa villa de Cebreros.










Historia de Cebreros

Dice Wikipedia que:  Aunque no se puede afirmar de una forma tajante, podemos decir que Cebreros fue tierra de celtas (hay restos arqueológicos que así lo atestiguan); posiblemente los vetones pusieron la semilla de lo que hoy en día es Cebreros.
De la época del Imperio romano podemos mencionar, según D. Martín Carramolino en su "Historia de Ávila, su provincia y obispado" que existía un gran toro de granito que se hallaba en la ribera del Alberche y era el límite entre la provincia Tarraconense y Lusitana, toro que se supone situado en el municipio de Cebreros y que seguramente fue destruido por la acción de las lluvias y el paso del tiempo. No hay que confundir este toro con los Toros de Guisando, de la vecina localidad de El Tiemblo.
La primera referencia histórica cierta de la que se tiene constancia data del 1301 d. C, año en que el rey Fernando IV cede a su tío, el infante Juan, la villa de Cebreros; hacia mediados de ese mismo siglo se construyó la iglesia vieja, construcción que hoy en día se puede seguir contemplando; ha sido reconstruida y alberga desde el 2009 el "Museo de Adolfo Suárez y laTransición".
Del siglo XV se puede apuntar como anécdota que la reina Isabel la Católica estuvo cuatro veces de paso por la villa de Cebreros, durante la segunda de estas "visitas" tuvo un aborto en la antigua Calle de los Mesones ("Historia de las Grandezas de Ávila", del Padre Ariz; "En el hogar de los Reyes Católicos", de Félix de Llanosy Torriglia). La cuarta vez que "pasó" por allí fue, cuando su cortejo fúnebre tuvo que detenerse en ese pueblo para que un carpintero hiciese un armazón de madera y poder transportar con más comodidad el ataúd de la Reina, que iba entre dos mulas, durante el trayecto desde Medina del Campo (donde falleció el 26 de noviembre de 1504), hasta Granada donde llegó el 18 de diciembre.
En 1562, durante el reinado de Felipe II Cebreros consiguió su independencia de la jurisdicción de Ávila, convirtiéndose en villa. En el siglo XVI se ha de situar también el "boom" cebrereño; debido a su situación geográfica como zona de paso del camino imperial de Toledo a Valladolid. Cebreros se convirtió en lugar de tránsito para comerciantes y ganaderos, que contribuyeron al engrandecimiento y enriquecimiento de la localidad. En esa época se construyeron varias fundiciones de vidrio y una de madera que abastecieron en su día al Monasterio del Escorial. Esta época de esplendor económico se ve frenada en el siglo XVIII con una fuerte crisis.
Del siglo XIX cabe destacar la construcción de tres molinos para la fabricación de pasta de papel y uno para la fabricación de curtidos y la proliferación de bodegas ya que es por aquel entonces cuando la explotación de las vides comienza a tener mayor relevancia.
Ya en el siglo XX comienza el abandono de las tareas del campo y Cebreros comienza a sufrir el fenómeno de la emigración: surgen las industrias que hoy en día continúan (bodegas, carpinterías, porcelanas, talleres,...) y se convierte en la segunda residencia de emigrantes y muchos turistas de fin de semana y periodos vacacionales.